Las extraordinarias propiedades del edredón aseguran una masa suave y cohesiva. Estį formado por hebras concéntricas, mucho mįs finas que un pelo humano, siendo su ligereza la que lo hace un producto de lujo en la ropa de cama de plumón.

El edredón es śnico en su género. Su alta capacidad de aislamiento térmico resulta de la adaptación de los eķderes a las condiciones frķas del océano en cercanķas al Polo Norte. Regula la temperatura y la humedad mucho mejor que otros materiales.

La seda y el edredón hacen una combinación perfecta. En conjunto estos dos materiales garantizan un sueńo tranquilo y relajante. Como una realeza, uno nunca sentirį el frķo en invierno, ni calor en verano.